martes, 1 de junio de 2010

Cómo cuidarnos los labios

Los labios son una parte muy delicada de nuestro rostro. Les afecta tanto el frío como el calor, la humedad, el clima seco. Es fácil cuidarlos mal, y a veces no les prestamos mucha atención. Pero con unos cuidados muy sencillos podemos lograr que luzcan sanos, y nos den un punto de sensualidad más que interesante.

Algunos consejos básicos a tener en cuenta:

Si tenemos pellejitos nunca tirar de ellos, dejaremos el labio en carne viva, con una herida que será difícil cicatrizar.

Desmaquillar los labios, al igual que hacemos con el resto del rostro.

No mojar los labios con la saliva, los reseca mucho más, y además puede contener bacterias.

Hidratar los labios varias veces al día con bálsamos labiales o barras de labios.

Cepillar la zona con un cepillito de dientes, de modo suave, para eliminar las células muertas. Además favorecerá la circulación y adquirirán un tono más vivo y bonito. Quedarán suaves y listos para una buena hidratación.

Utilizar la crema de contorno de ojos para tratar la piel de encima del labio superior. Se tienden a formar arrugitas, lo que llaman el código de barras. La crema del contorno de ojos va perfecta para esa zona.

Y cuando ya están exfoliados, limpios, toca reparar e hidratar. Mis propuestas para ello son las siguientes:

Bálsamo labial reparador BAUMES NATURE de Yves Rocher. Con manteca de karité, que es rica en ácidos grasos esenciales , para garantizar sus propiedades regeneradoras. Su precio en tienda es de 2,40 €. Pero en la web su precio es de 1,20 €uros, tiene una rebaja del 50%, nada menos.


Barra de labios con aceite de Almendras - nutritiva de
Bottega Verde. Protege los labios gracias al aceite de Almendras dulces, de reconocidas propiedades emolientes y nutritivas. Su precio es de 7,49€, pero está rebajado a 4,99€. Aunque os confieso que yo solo pagué por esta barrita 1,99€, como oferta especial con mi último pedido. Y merece la pena.

Con estos cuidados básicos y sencillos conseguiremos que nuestros labios mejoren y nuestra sonrisa resplandezca.

6 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

Yo siempre los he tenido muy delicados. Se me cortan con facilidad, en cualquier época del año. Así que siempre ando con algún bálsamo labial en el bolso, aunque ninguno me hace gran cosa.

Alex dijo...

Yo no puedo vivir sin ellos... tengo los labios hiper-delicados, y a la que tengo unas décimas de fiebre, con herpes... Tal es mi obsesión con los bálsamos, cacaos etc... que al final le tuve que comprar uno de farmacia para bebés a Ari... como siempre me ve igual ella también quiere !!

Tifoidea dijo...

Yo reconozco que soy exagerada con el tema labios. A veces el aplicarme estos balsamos es casi un automatismo. Pero es que si no siempre los tengo tirantes y si se me resecan demasiado se me hacen grietas y es un horror.
Así que si alguién me dice, tienes un poco de cacao enseguida saco tres o cuatro barritas del bolso para que elija. Solo para el niño ya llevo otras dos. XDDD

----
http://lallavedelbaul.wordpress.com/

Belén dijo...

Mamá cc, y ¿probaste alguna cremita de farmacia como base?.

Alex, hiciste muy bien, Ari va a tener unos morretes para comérselos, je, je.

Tifoidea, yo tantos no llevo, pero la vaselina y un cacao llevo fijo. El peque por ahora es fuerte hasta de labios, y no me admite echarle nada ni de casualidad.

Una mamá (contra) corriente dijo...

He probado muchas marcas, incluso las más conocidas, y no noto que ninguno sea completamente para mi.

LAKY dijo...

Yo no los tengo especialmente delicados, pero siempre tengo 3 o 4 por casa, por si acaso...