viernes, 19 de marzo de 2010

Nuestras sufridas manos

El frío, el agua, algunos productos de limpieza e incluso algunos jabones que usamos a diario dañan nuestras manos. El resultado manos ásperas, resecas, incluso agrietadas. Esto es lo que me ha pasado a mi este invierno. Mis manos están excesivamente resecas, así me lancé a probar cremas para mejorar su estado. Os cuento el resultado.
Mi crema de siempre, la que llevo usando unos años no me servía de mucho, a pesar que en otras ocasiones ha hecho milagros.



Eudermin Crema Protectora me ha salvado de mucha sequedad, y de hecho os la recomiendo. Viene en envase de 75 ml y su precio, muy asequible, es de 2,10 €uros. Usada como mínimo una vez al día (preferentemente por la noche) consigues proteger tus manos y mantenerlas suaves.





Pero necesitaba un plus de hidratación. Me aventuré con los productos de Bottega Verde.
Y conociendo los efectos casi milagrosos de la rosa mosqueta, encontré su crema nutritiva de noche para manos y uñas con aceite de rosa mosqueta. Viene en envase de 75 ml, con unos guantes de algodón para favorecer su correcta absorción. No es grasa, su perfume es muy agradable, y sí, parecía funcionar. El inconveniente que yo veo es que tienes que usar una cantidad considerable para que el efecto sea más evidente. Y su precio, 11,99 €uros, salvo ofertas, es algo elevado. Pero sí vi mejores resultados.


Y por fin recurrí y mi marca preferida, Eucerin. Su envase contiene 75 ml, y su precio es de 4,55 €uros. Y os debo decir que no es milagroso... pero casi. Para complementar la acción de la crema, he estado utilizando los guantes de algodón al menos un par de horas durante la noche, y siempre que puedo me la aplico una vez durante el día. Mis manos han mejorado notablemente, es una crema excelente, al menos para mi piel. Os la recomiendo sin reserva alguna. Tiene una textura agradable, un olor suave, no deja las manos grasas ni aceitosas y se absorbe rápidamente.


Pero no solo de cremas viven nuestras manos, algunos productos como el aceite de almendras se hacen indispensables. Os voy a recomendar algunos remedios caseros que complementan la hidratación. Al menos un par de veces en semana, una mascarilla para nuestras manos nos vendrá de perlas. Una mascarilla casera. Hacedlo coincidir con ese día de limpieza que todas o casi todas tenemos, y que deja nuestras manos hechas un desastre. Los ingredientes, fáciles y baratos: Aceite de almendras (ya sabéis que utilizo el de la marca Deliplus de Mercadona) y una yema de huevo. Poned en un tarro un poco de aceite de almendras y templadlo al microondas, si el aceite está tibio aumentará su efectividad, mezclarlo después con la yema de huevo. Aplicad la mascarilla en las dos manos con un suave masaje. Dejad actuar durante media hora, se retira la mascarilla con agua y después podemos darnos nuestra crema de manos habitual. A la mañana siguiente notaréis una diferencia increíble, manos mucho más hidratadas.


Como siempre en nuestros cuidados, la constancia es indispensable, intentad durante un par de semanas aplicar vuestra crema dos veces al día, la mascarilla indicada dos veces en semana, y si tenéis unos guantes de algodón, ponerlos después de la aplicación de la crema por la noche. Los resultados vendrán por si solos.

3 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

Creo que voy a comprar la de Eucerin. Las cremas de manos de BV son de las mejores, a mi lo único que no me gusta de ellas es su precio! xDDD

Ponte guapa dijo...

Hola, he estado echándole un vistazo a tu blog y me ha gustado.
Te invito a que conozcas el mío: http://ponteguapaconoriflame.blogspot.com

Saludos.

Belén dijo...

Yo hoy tengo las manos muchísimo mejor tras unos días de usarla. Y esta noche toca mascarillita, que es un lujo de verdad.

Ponteguapa, paso a conocerte. Y gracias por pasarte por aquí.